El delicioso terror urbano: Perdida (Gone Girl)


perdida-gone-girl-resena_opt2_

David Fincher es el director de este sabroso cine de suspenso. Foto: Intracine.es

Perdida (Gone Girl) es un caso especial, cuando uno observa el traíler no son pocas las interrogantes que vienen a la mente y son factor decisivo para verla. La escena de la entrevista con Sharon Schieber (Sela Ward) preguntándole a Nick Dunne (Ben Affleck), si en realidad mató a su esposa, quizás sea un hito en la historia del cine más adelante.

Apenas empiezan a desgranarse los minutos del largometraje, uno no puede evitar interrogarse ¿Quién es este Nick Dunne? ¿Por qué es tan frío y desinteresado cuando le preguntan sobre su esposa Amy (Rosamund Pike)? ¿Por qué demuestra mayor preocupación por el padre que apenas vio una vez en el año que por su mujer?

Vas conociendo su historia, sus actitudes y tampoco puedes evitar preguntarte si tu relación actual está en la misma decadencia que la de Nick y Amy, o si lo estará en algún momento. Ves su evolución y no puedes imaginar si el mundo de felicidad que se derrumbó fue real o una fantasía.

Esas dudas asaltan. Esas dudas atormentan.Nick pronto es indicado como el culpable de la supuesta muerte de su mujer. Piensas… ¿Es tan bobo, cómo podría haberlo hecho él? Lo contemplas escondiendo las pistas, poniéndose la soga al cuello con la policía por tapar su aventura romántica. Te das cuenta que tras ese matrimonio es poco o nada lo que quedaba.

Pronto, las cosas se van precipitando. La policía sospecha que él es culpable. Los medios y la opinión pública ejercen una influencia aplastante. Él es el marido machista y aprovechado que mató a su mujer para quedarse con su fortuna. Ella es una mujer engañada y fiel esposa que luchó por salvar su matrimonio hasta el final. Pero las cosas nunca son lo que parecen.

No podíamos aplicar a este caso la solución de Occam. Amy es el cerebro retorcido detrás de esta historia: maniática, manipuladora, hipócrita y fatal. Sobretodo fatal. Liberada de las convicciones sociales, liberada hasta de sí misma. La mujer imperfecta que se niega a ser una esposa perfecta. Una lunática que sufre en su propio mundo.

Ella tenía el final perfecto con su suicidio, pero cambia de opinión. Y esa decisión cambia la historia. Le roban y se ve obligada a pedir ayuda a su ex novio, otro lunático como ella.

Cuando Amy finalmente logra revertir la situación y cuando Nick logra revertir su imagen de esposo cruel y asesino, la historia vuelve al hilo inicial. Dos infelices atrapados en un matrimonio sin futuro, fingiendo que son exitosos y que se aman, para contentar sus propios monstruos y saciar el hambre que tienen los monstruos del exterior.

A esas alturas, ya ninguno de los dos sabe quién es quién. Y el espectador, tampoco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s