Editorial: ‘Imparcialidad chismorreada’


Las últimas noticias de la semana pasada, han dejado ver lo peor que hay bajo el mantel, tanto en la política como en el periodismo. Si bien, hace tiempo que se dejaron atrás los buenos oficios en la prensa local, la sospecha de que el poder político esté interesado en usar esos “trapitos sucios” para intimidar a estos líderes, que investigan casos de corrupción también es repudiable.

Existe una voraz ambición por las redes de poder que está mermando peligrosamente la democracia en nuestro país, desde el año 2001. No hay misterio en afirmar que Alejandro Toledo fue el primer político en perder la oportunidad de consolidar la institucionalidad democrática, tras la caída de la dictadura fujimorista.

Frente a esa precariedad que sigue en picada, la prensa ha adoptado una postura lejana a la imparcialidad. Mejor dicho, ostenta una ‘imparcialidad chismorreada’, donde existe demasiado comadreo entre los redactores y las fuentes, porque el objetivo es: O bien encontrar el escándalo, o bien contentar al gobierno de turno.

José María Salcedo afirmó “La mercancía que más vende en materia de prensa es el escándalo político”. Parece esa es la nueva moneda de cambio del actual gobierno, frente a una población que urge con demandas en salud, educación y vivienda; así como cada vez más desconfiada, ya no sólo de los políticos, sino también de los periodistas de turno.

Equipo MinutosUrbanos

GH
(Foto: Víctor Ch Vargas)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s