La justicia estéril


Fuente: www.elcomercio.pe
Fuente: http://www.elcomercio.pe

Han pasado ya casi dos décadas desde que el “ilustre” presidente Alberto Fujimori de la mano de su “honorable” Ministerio de Salud, aplicara el método “Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria” (AQV) como parte del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar, a mujeres campesinas de estrato socio-económico muy pobre y con escasa formación educativa que pertenecían, en su mayoría, a las zonas rurales de nuestro país.

Las cifras nos dicen que son un promedio de 300 mil mujeres las que fueron esterilizadas sin su consentimiento, habiendo sido inescrupulosamente engañadas y coaccionadas. De esta cantidad, fueron 18 las que perdieron la vida como consecuencia de estas negligentes intervenciones quirúrgicas, y fueron absolutamente todas las que recibieron la más rotunda indiferencia por parte de la justicia peruana.

Fuente: www.tempusnoticias.com
Fuente: http://www.tempusnoticias.com

Existe amplia documentación que corrobora que la esterilización forzada era parte de un sistema impuesto por el gobierno y aplicado por agentes de salud, quienes estaban condicionados al “cumplimiento de metas” (8 a 10 ligaduras al mes), razón por la cual se valieron de mecanismos de presión como la amenaza, el trato humillante y hasta el encierro en postas médicas con tal de llegar a la cantidad exigida.

Las investigaciones hechas hasta la fecha dan a conocer que “llegar a esta cuota” era un requisito obligatorio para la renovación de contratos de trabajo, por lo que no es de genios deducir que la presión gubernamental ejercida era avasalladoramente fuerte.

Fuente: www.blog.pucp.edu.pe
Fuente: http://www.blog.pucp.edu.pe

Las operaciones a las que fueron sometidas estas miles de mujeres les provocaron daños irreparables en su salud; no tanto por la intervención en sí, sino por las condiciones en las que fueron realizadas. A ellas nunca les hicieron análisis previos, tampoco supervisaron su proceso de recuperación y mucho menos les dieron tratamiento médico post-operatorio, por lo que en la actualidad ellas presentan dificultades para caminar, dolores de abdomen, espalda y piernas, así como continuas hemorragias e infecciones urinarias.

A lo que ellas recurren es a la medicina andina tradicional, la cual no es en absoluto suficiente para sanar sus males.

Hoy por hoy, las víctimas también padecen fuertes daños psicológicos, como depresión por considerarse seres incompletos, mutilados en su intimidad, mellados en su naturaleza femenina y carentes del invaluable don de la vida. La filosofía andina, como se le conoce, las define como personas incapaces de complementarse con su entorno y de autorrealizarse plenamente. 

Como bien podemos observar, las repercusiones han resquebrajado completamente su bienestar no solo físico, sino mental y emocional. Ahora bien ¿cómo se hace para resarcir este tipo de daños? 

Fuente: www.utero.pe
Fuente: http://www.utero.pe

Debido al inminente desinterés hacia ese tema por parte del Poder Judicial de aquellos años, en 1998 las víctimas de estas prácticas recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual en octubre del 2003 logró que el Estado peruano asumiera el primer caso de fallecimiento por esterilización: el de la señora Mestanza Chávez.

Fue así como por fin se estableció el compromiso de investigar y sancionar a los culpables, así como el de indemnizar y darles la debida atención física y psicológica a las víctimas.

Sin embargo, pasó lo que solo puede pasar en un país como el nuestro, en el que la indolencia y el olvido se erigen con más protagonismo que sus mismos gobernantes y la justicia se convierte en una utopía que solo se imparte al mejor postor de turno: después de 7 años, el caso fue archivado tras considerarse que los hechos habían prescrito, es decir, que estos delitos perdían valor por haberse cumplido el tiempo establecido por la ley.

Fuente: www.larepublica.pe
Fuente: http://www.larepublica.pe

En el 2013 el Ministerio Público decidió reabrir el caso, pero esto solo sirvió para exponerlo a un vaivén sin rumbo y a una carencia total de soluciones tangibles y concretas. Es por esta razón que hasta la fecha, Marina Navarro, directora de “Amnistía Internacional” (AI) en Perú, sigue luchando arduamente por la no impunidad de este caso.

El primer paso que este movimiento exige a través de su campaña denominada “Contra su voluntad: un registro único, miles de historias”, es la creación de un registro que exponga detalladamente los datos de todas las mujeres que fueron esterilizadas a la fuerza entre los años 1996 y 2000, para que así se realicen las sanciones y reparaciones correspondientes.

De la misma manera, se busca sensibilizar a la población y hacer que se sume a esta causa.

Fuente: www.efe.com
Fuente: http://www.efe.com

Para lograrlo, esta campaña está recolectando firmas vía online y presencial, además de obtener testimonios de muchas de estas mujeres para mostrarlos a nivel nacional en una especie de documental. De forma adicional, sus voceros expresaron que los derechos humanos deben primar por encima de cualquier gobierno y recalcaron también que este movimiento no tiene alianzas con ningún partido político.

Si todos conociésemos de cerca la real magnitud de las consecuencias de este hecho, no dudaríamos un instante en apoyar la causa y mucho menos minimizaríamos el caso al llamarlo un “hecho del pasado, que en ese mismo pasado debería quedarse.”

Un importante porcentaje de peruanos considera este atropello a la integridad de la persona como “la única solución para evitar que sectores pobres de la sierra tengan una plaga de hijos a los cuales no podrán mantener y que terminarán migrando a Lima, en donde su único destino es formar parte del crimen y la delincuencia”.

“Solo tú decides cuantos hijos tener.” Fuente: http://www.noticiasser.pe

¿Alcanza este argumento el nivel de una justificación? Estoy totalmente de acuerdo con que es urgente un control de la natalidad sobretodo en estas áreas rurales de extrema pobreza, pero ¿acaso fue esta violación al cuerpo y a los derechos la manera correcta de implantar una solución?

¿Debemos pasar por alto el descarado pisoteo al respeto que toda mujer (sin importar si es iletrada, campesina o quechuablante) merece no solo por ética sino por ley?

¿Tenemos que aplaudir al flamante ex presidente Fujimori por “haber tomado el toro por las astas” y haber adoptado medidas radicales para aminorar la sobrepoblación y lograr que así “el país progrese”?

Fuente: www.espacio360.com
Fuente: http://www.espacio360.com

Para todas estas interrogantes mi respuesta es NO. El cumplimiento de los derechos humanos desde hace ya tiempo que debe ser parte sólida de nuestra realidad nacional y no seguir considerándose absurdamente un “ideal remoto”, pues es este tipo de pensamiento la característica más típica de una nación que no hace nada para emerger del subdesarrollo.

Seamos conscientes de que para evitar futuras heridas se deben curar las que aún siguen abiertas, y son ese tipo de medidas las que adopta un estado que verdaderamente está pensando en grande.

Durante uno de sus mitines políticos en el año 2011, cuando postulaba a la presidencia por segunda vez y era el contrincante directo de la señora Keiko Fujimori, el entonces candidato Ollanta Humala prometió solemnemente hacerse cargo de este tema, sin embargo hasta la fecha no hay acciones concretas que respalden la veracidad de su palabra.

Fuente: www.americatv.com.pe
Fuente: http://www.americatv.com.pe

¿Fue solo una estrategia electoral para meterse al bolsillo a todos las personas heridas y conmovidas por este tema? A pesar de todo, yo aún me niego a creer que sí.

Al gobierno de “Gana Perú” le queda medio año a partir de ahora para cumplir su promesa. Así que NO queda en las manos de estas mujeres recibir justicia y lograr reponerse, señor presidente, esto queda en las suyas.  

La pregunta que de modo incesante busca su respuesta es: ¿Qué es lo que usted está esperando?

Fuente: www.tempusnoticias.com
Fuente: http://www.tempusnoticias.com
Anuncios

Un comentario en “La justicia estéril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s