Hacia un “Estado Laico”


separa-iglesias-Estado.jpg

cristian2

“Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le presta su colaboración. El Estado respeta otras confesiones y puede establecer formas de colaboración con ellas.”

Lo anterior es el texto literal del artículo 50 de la Constitución Política del Estado que nos rige desde el año 1993. Este artículo pone en evidencia que nuestro estado no es uno plenamente laico, por mas que el artículo antes mencionado defina el régimen existente entre el Estado Peruano y la Iglesia Católica como “independiente” y “autónomo”.

Hay que mencionar también, que el articulo 50 de nuestra constitución se fundamenta  en el concordato que el Estado Peruano firmo con Estado Vaticano en 1980, durante los últimos días del gobierno militar del general Francisco Morales Bermudez. En la actualidad, el erario nacional le paga sueldos equivalentes a los de un ministro a la alta cúpula de la iglesia peruana, además muchas de sus actividades están exoneradas del impuesto a la renta. De otro lado, la Iglesia tiene la potestad de influir en la designación de los profesores que imparten el curso de religión en los colegios públicos, pese a que el ente rector debería ser exclusivamente el Ministerio de Educación. Y así se podría seguir enumerando los muchos de beneficios que la institución católica tiene en nuestro país. Carlos Zafra, miembro de la Sociedad Secular Humanista del Perú, escribió  un articulo en el que se desarrollan los principales motivos por los cuales nuestro país no es un Estado Laico.

Ahora bien, ¿Cómo hacemos para llegar a ser un estado plenamente laico? Lo primero:  reformar la Constitución Política del Estado que, como norma fundamental y sobre la cual se sostiene todo nuestro ordenamiento jurídico, sustenta tales beneficios a partir del articulo 50 antes mencionado.  Aquí otra pregunta: ¿Es suficiente modificar tal artículo para llegar al objetivo de laicidad?. Según el abogado e investigador sobre laicidad y derechos humanos, Marco Antonio Huaco Palomino, no solo es necesario reformar el articulo 50,  sino también los artículos 6, 9 y 43 de nuestra Carta Magna. Todo ello los sustenta a través de un proyecto de ley que trabajó en el año 2013. Huaco fundamenta tales cambios afirmando:

“La publicación de este proyecto busca que sea ampliamente conocido en la opinión pública, con miras a generar un proceso de recolección de firmas que lo convierta en una iniciativa popular conforme a nuestro derecho reconocido en la Constitución Política. Porque para legislar no necesitamos ser congresistas”

Y para justificar la necesidad de reformar los cuatro artículos antes mencionados, explica:

“Limitarse a ‘declarar laico al Estado’ es absolutamente insuficiente y retórico. El concepto de ‘laicidad’ es polisémico, admite muchas interpretaciones y sentidos, pero además no se aplica exclusivamente a un solo aspecto de la relación Estado-confesiones (el de sus mutuas relaciones institucionales, que es el del artículo 50) sino principalmente a las políticas públicas más sensibles para el país, como la política nacional de Salud, la de población, la educación pública, etc. Si sólo declaramos “laico” al Estado sin enfatizar de forma especial que esas políticas obviamente también deben serlo, ello no significaría demasiado”.

El nuevo texto del articulo 50 , según el proyecto de Huaco, diría:

 “Dentro de un régimen de igualdad, laicidad y libertad religiosa, el Estado reconoce a las iglesias, confesiones y comunidades religiosas prestándoles su colaboración de acuerdo a ley. El Estado reconoce el importante rol histórico, cultural y moral de la Iglesia Católica y de otras confesiones en la formación histórica del Perú.”

El articulo 43 dice :

La República del Perú es democrática, social, independiente y soberana. El Estado es uno e indivisible. Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado, y se organiza según el principio de la separación de poderes.

Añadiéndole la palabra laico, -según Huaco-, debería decir:

“La República del Perú es democrática, social, independiente y soberana. El Estado es laico, uno e indivisible. Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado, y se organiza según el principio de la separación de poderes”

El artículo 9 dice:

El Estado determina la política nacional de salud. El Poder Ejecutivo norma y supervisa su aplicación. Es responsable de diseñarla y conducirla en forma plural y descentralizadora para facilitar a todos el acceso equitativo a los servicios de salud.

Añadiéndole la palabra laico, -según Huaco-, debería decir:

El Estado determina la política nacional de salud. El Poder Ejecutivo norma y supervisa su aplicación. Es responsable de diseñarla y conducirla en forma plural, laica y descentralizadora para facilitar a todos el acceso equitativo a los servicios de salud.

Por ultimo , el artículo 6 dice:

“La política nacional de población tiene como objetivo difundir y promover la paternidad y maternidad responsables. Reconoce el derecho de las familias y de las personas a decidir. En tal sentido, el Estado asegura los programas de educación y la información adecuados y el acceso a los medios, que no afecten la vida o la salud. Es deber y derecho de los padres alimentar, educar y dar seguridad a sus hijos. Los hijos tienen el deber de respetar y asistir a sus padres. Todos los hijos tienen iguales derechos y deberes. Está prohibida toda mención sobre el estado civil de los padres y sobre la naturaleza de la filiación en los registros civiles y en cualquier otro documento de identidad.”

Nuevamente, según el mismo especialista, con la palabra laico, debería decir:

 La política nacional de población es laica y tiene como objetivo difundir y promover la paternidad y maternidad responsables. Reconoce el derecho de las familias y de las personas a decidir. En tal sentido, el Estado asegura los programas de educación y la información adecuadas y el acceso a los medios, que no afecten la vida o la salud.”

Ésta modificación sería importante en el marco del sistema de salud pública, sector que la iglesia considera fundamental para difundir sus posiciones conservadoras en temas como la salud reproductiva, la planificación familiar y, sobre todo, respecto al aborto. Por ello, es fundamental que nuestro sistema de salud se defina desde la Constitución como laica para así, garantizar la plena autonomía de los ciudadanos para decidir libremente y bien informados.

Para leer el proyecto de ley y sus respectiva exposición de motivos, lo pueden hacer aquí.

En conclusión :

Si bien es cierto que con unas reformas constitucionales el problema de fondo no se soluciona, si es un gran primer avance que permita a nuestro estado dejar de privilegiar a una determinada doctrina religiosa en desmedro de muchas otras y permita una auténtica libertad religiosa , donde todas tengan las mismas condiciones.


me_gusta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s