El Último Intento


examen

Publicado en facebook, por Michael Ayala

¿Lápiz 2B? Listo ¿Borrador blanco? Listo ¡Carajo mi DNI! Aquí está.

UNAC, tercer intento; caminar a Faucett, cruzar el parque y la Municipalidad, llegar a 1º de Mayo. Detrás de mis pasos queda un ciclo de verano, dos anuales, separatas infinitas, tizas blancas y de colores, pizarras, risas, más separatas. Dos años ya de la fiesta de promoción, del juergón hasta las cinco de la mañana y la payasada de fin de año (pobres carpetas jaja). Dos años ya del viaje de promoción aquel (debutaron tantos), de las partidas de Dota y las preguntas a evitar (¡Seré actor porno! Jaja) el salón sonríe, el universo mío. ¡Qué ganador cuándo buleas al profe, todos riendo y él calladito!, pobre muerto de hambre – piensan todos, otras risas).

¿Cuándo acabe? No sé pues, ya veré, iré a alguna particular quizá. “No, no hay particular hijito, no tengo plata; ya invertí en ti, le toca a tus hermanos. Tengo para el examen a la UNAC, no me alcanza para más; un intento para que pruebes, un año y un intento más, sino a trabajar en la ferretería de tus tíos“.

Un año dijo el viejo. No, no es momento de pensar en la primera postulación saliendo del colegio (cinco puntos y decir a todos que faltó décimas, un clásico). Vino el primer anual, llenecito de DOTA y mi promoción ingresando a San Marcos, la UNI, los que tenían plata a las particulares ¿Yo? “estudiando” jaja. Una flaquita que me invita a su casa a “repasar” y…vino lo otro (para eso eran los carteles de “atraso menstrual”). Segundo intento, ¿mejor que el primero?. Puteadas, llantos, sermones, comentarios, los chismes de las tías, las risas de los patas. ¿Está Juan? No, está en la Universidad. ¿Está José? No hijito, se ha ido al Instituto ¿y tú cuando? La pregunta. ¿Y tú cuándo? Pronto, mi carrera es difícil para ingresar ¿Y tú cuándo? Ya no saber qué responder. Otra vez caminar hasta Faucett, pasar por el parque, recordar las muchas horas de marcha y las pocas de estudio, por la nota pues, el engreído de siempre, el pulpeador, lo máximo ¿Y ahora? Postulando ando, otra vez.

1_opt

Tercer intento, último esfuerzo de la viejita. ¡Que vaya a trabajar carajo! Bramaba el viejo, en su diabetes. Esperar a los carros, es muy temprano, mejor. El primer contacto con la Academia (ahora no recuerdes) y el relajo, la vergüenza ¿Ecuación de segundo grado? ¿República falaz? ¿Qué mierda es eso? No, no me enseñaron (mentira, venía a cada rato). Ese primer anual: porno, relajo, juergas, dota, porno, separatas, porno, más separatas, academia, chicas (pulpeando ando) y la gente ingresando, estudiando, ya no sale, y los que salen son ahora los “bryans”. Nada de llorar por los 20 puntos del segundo intento, un esfuerzo más, ahora sí. El segundo anual, estudiar, sentirse viejo, verse entre los que recién llegan, sentarse al fondo, explicar a otros y envejecer, no te miran igual, postulante eterno, ahora bulean los profes: “esos que andan de Academia en Academia”, “los que tienen más años postulando que en una carrera”, ¡Qué complicado todo!, no hay plata para la particular, postular, peor, miedo, un enredo, el tiempo pasa.

¿Reencuentro de amigos? No. ¿Qué decir? ¿Hablar del pasado?, vivir esta realidad, decir que no, no puedo, tengo que estudiar, no tengo plata para las chelas, mamá me da para el pasaje y el viejo ¡anda a trabajar carajo! No ingresar otra vez (por fin, cruzar la Faucett, ¿cincuenta a Venezuela?). El tercer intento, el de ahora ¡Mi carnet! Ah, aquí está. ¡Baja Venezuela! ¿Éste? El tercer intento, el último. Por favor hijito, no tengo más, ingresa hijito, ingresa. Tú papá te va a botar sino trabajas. Lo haré viejita (no es tan fácil, como te explico), la fiesta de graduación, rogar que el tiempo (¿distancia entre velocidad?) no acabase, que las chelas no se terminen, las luces rebeldes prosigan y el apogeo interminable en música electrónica me diluya en la noche. No, que no venga la mañana, que no termine el colegio, que no acabe nunca y de pronto las fotos del último día. “Amigos por siempre”, llanto, sonrisas…y no nos vimos todos nunca más.

unac

Tercer intento. Si profe, me lo dijo en tercero: “estudia”, no lo repita, ya entendí (no llores ahora) ¿quién entiende en ese momento? ¡Baja óvalo! La UNAC tan cerca, tercer intento, último intento o empezar a trabajar con los tíos. ¿Y si ingreso? La flaca que me dice que no le viene, otra vez (ya vendrá, otro cartel).

Un intento más, ¿y los amigos? ¿Qué amigos? Ellos hablando de Cálculo avanzado, especialidades administrativas, Autocad y Contabilidad computarizada. ¿Yo? Sin nada que decir, poniendo para las chelas de los puchitos juntados con las sobras del pasaje a la Academia. No verlos otra vez, no hablarles nunca más.

¿Traje todo? Sí. Qué temprano pudo ser el estudiar desde el colegio, qué tarde se hace hora (nada de llorar carajo, trágate el nudo en la garganta).

Último intento. ¿Y los resultados? Ahora sí faltó poco… a trabajar.

Anuncios

3 comentarios en “El Último Intento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s